jueves, 26 de febrero de 2015

viernes, 7 de noviembre de 2014

Las cinco portadas más famosas de National Geographic


El 27 de enero de 1888 en Washington (Estados Unidos) 33 hombres interesados en "organizar una sociedad para el incremento y la difusión del conocimiento geográfico" constituyeron la National Geographic Society. La primera edición de The National Geographic Magazine fue publicada justo nueve meses después de que la sociedad fuese fundada. En este artículo recogemos las cinco portadas más reconocibles en la historia de la publicación.

La fotografía que sirve de portada a este artículo es la más icónica de la revista. Sucedía en junio de 1985. El retrato de una joven refugiada de Afganistán de bellos ojos tomado por el fotógrafo Steve McCurry pasó a ser mundialmente conocido. Después de la invasión liderada por Estados Unidos a ese país, se realizó una búsqueda intensa para localizar a la joven. Fue identificada en el año 2002 como Sharbat Gula.


Aunque desde 1905 incluyó fotografías en las páginas interiores, fue a partir de 1960 cuando la revista empezó a reproducir imágenes en la tapa frontal (cover). Hasta entonces sólomente había contenido texto. La siguiente imagen muestra un ejemplo de ello. Se trata del primer número de National Geographic Magazine en el que aparece el sello de la National Geographic Society, un pergamino con un mapa de Estados Unidos.


Buzz Aldrin, ingeniero y astronauta de la NASA fue la segunda persona que pisó superficie lunar, tras Neil Armstrong, en la legendario misión del Apolo XI que llevó por primera vez en la historia al hombre a la luna el 21 de julio de 1969. Esa imagen fue portada de la revista en diciembre de ese mismo año.


El selfie de Koko, un gorila amaestrado por científicos de la Universidad de Stanford fue portada de la revista en octubre de 1978. La finalidad de su entrenamiento era poder comunicarse con ella mediante más de 100.000 signos basados en la lengua de señas americana (ASL).


La última imagen de esta breve recopilación corresponde a una imagen que ilustraba un reportaje sobre el árbol más alto del California’s Prairie Creek Redwoods State Park. En la portada el ecologista Jim C. Spickler está amarrado a una secuoya de 1.500 años de antigüedad y una altura de 300 pies (91,4 metros). Aquí puedes ver un montaje de 84 imágenes de Spickler en la gran secuoya

The National Geographic Magazine tiene a la venta un volumen recopilatorio con todas las portadas de su historia. Puedes consultarlo en NG Store.

Puedes consultar aquí el artículo de Twisted Sifter.

viernes, 10 de octubre de 2014

Fotografiando el ébola


En 1976 ocurrieron dos grandes brotes de fiebre hemorrágica. El primero de ellos en Nzara (Sudán). El segundo en la aldea de Yambuku (República Democrática del Congo), muy cerca del río Ebola. Ese topónimo ha dado nombre al virus que provoca una enfermedad que es mortal en el 90 % de los casos. Según la Organización Mundial de la Salud no hay tratamiento específico ni vacuna para las personas ni los animales.

La primera imagen de esta serie que ilustra el drama de la tragedia del ébola en África es del fotógrafo español Samuel Aranda. Ha sido portada del periódico estadounidense The New York Time y completa el reportaje del periodista Adam Nossiter. En la imagen una niña de 4 años yace en el suelo en una sala del hospital de Makeni (Sierra Leona).


La siguiente imagen es del fotógrafo Daniel Berehulak. Ha servido para ilustrar noticias sobre la epidemia en medios como NBC News y deja ver un equipo médico ataviado con el traje de protección llevando al pequeño James, de 8 años de edad. Sospechan que ha sido contagiado del virus y lo llevan a un lugar de aislamiento en Monrovia (Liberia).

Según la OMS, desde que comenzara el último y más duro de los brotes, el ébola ha alcanzado en torno a 8.000 personas, provocando más de 3.400 muertes. Hasta el Banco Mundial ha advertido de las consecuencias catastróficas para África si el virus no se detiene y ha cifrado el impacto del ébola en 32.600 millones de dólares (25.800 millones de euros).


Sospechoso

Un médico de MSF lleva a una niña "sospechosa" al centro de tratamiento de ébola en Paynesville (Liberia). Allí esperará los resultados de la prueba del virus. Los pacientes son contagiosos mientras el virus esté presente en la sangre y las secreciones. El periodo de incubación (intervalo desde la infección hasta la aparición de los síntomas) oscila entre 2 y 21 días. La fotografía la firma John Moore.

El virus se introduce en la población humana por contacto directo con órganos, sangre, secreciones u otros líquidos corporales de animales infectados. Se considera que los murciélagos frugívoros, en particular Hypsignathus monstrosus, Epomops franqueti y Myonycteris torquata, son posiblemente los huéspedes naturales del virus. En esta imagen de Tyler Hicks un hombre muestra un murciélago cazado para ser comido en Guru Guru (Uganda).


Los trabajadores sanitarios que atienden a pacientes sospechosos o infectados por el virus deben aplicar medidas de control de las infecciones para evitar cualquier exposición a la sangre o líquidos corporales del paciente. Quienes trabajan en el laboratorio también corren riesgo.


En otra instantánea de John Moore, un miembro del Ministerio de Salud de Liberia, vestido con un traje especial de protección habla con Banu, un pequeño de 4 años, en un centro de detención en el hospital de Monrovia (Liberia). Allí había llegado con su madre y hermanos. Su padre murió días atrás por la enfermedad. Banu y el resto de la familia esperarán los resultados. Si son positivos pasarán a la Unidad de Tratamiento de Ébola (ETU).


Cura

Según la OMS, existe entre 45 % y 90 % de probabilidades de que un paciente con ébola finalmente muera. No hay ningún tratamiento específico, aunque se están evaluando nuevos tratamientos farmacológicos. No hay vacuna contra la EVE. Se están probando varias, pero ninguna está aún disponible para uso clínico.

En otra escalofriante fotografía de Daniel Berehulak, un equipo especializado entierra el cadáver de Robert, un enfermo de ébola, fallecido en la Unidad de Tratamiento de Ébola de Bong (Liberia).


En Estados Unidos, bajo la supervisión del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDU), un grupo de científicos trabajan con un suero experimental llamado ZMapp. Es básicamente un compuesto de proteínas que tienen la capacidad de reconocer a ciertas moléculas y unirse a ellas. Según un estudio de agosto de 2013, el suero ya ha mostrado tener cierta efectividad en la cura del ébola en primates no humanos, concretamente en macaco rhesus.

En la última imagen, también de Daniel Berehulak, Dennis, un paciente inicialmente diagnosticado con ébola, celebra la salida de la Unidad de Tratamiento de Bong después de que una segunda prueba confirmase que no tenía la enfermedad.

Más información sobre el ébola, en la web de la Organización Mundial de la Salud.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Los cinco primeros selfies de la historia


El progreso tecnológico y los nuevos hábitos sociales se manifiestan en el lenguaje. Podemos encontrar ejemplos en las redes sociales y en los novedosos sistemas de negocio. En el primer caso, aunque la RAE haya recomendado el uso de los términos "etiqueta" "tuit" o "autofoto", es evidente que el uso de las palabras "hashtag", "tweet" o "selfie" es bastante común. Precisamente este último concepto sirve de hilo conductor a la siguiente recopilación fotográfica que recoge las primeras autofotos de la historia.

La editorial Oxford University Press, que edita el Oxford English Dictionary, eligió hace unos meses selfie como la palabra del año 2013 en inglés. OUP data el primer uso conocido de esta voz inglesa el 13 de septiembre de 2002 en ABC On Line, un foro de Internet propiedad de la televisión pública australiana. Según varias páginas consultadas, entre ellas Wikipedia, la publicación fue:

«Um, drunk at a mates 21st, I tripped ofer [sic] and landed lip first (with front teeth coming a very close second) on a set of steps. I had a hole about 1cm long right through my bottom lip. And sorry about the focus, it was a selfie».
«Um, estoy borracho en el 21 cumpleaños de un amigo, me tropecé y caí sobre el labio (con los dientes frontales en hacia atrás) sobre los escalones. Tenía un agujero de aproximadamente un centímetro en el labio inferior. Perdón por el enfoque, era una selfie».

El debate profesional sobre las características formales de un selfie aparece en 2005, encabezado por el fotógrafo Jim Krause, hasta la actualidad, en la que selfie se define como "una fotografía que uno se ha tomado, generalmente con un teléfono inteligente o una cámara web y se publica en el sitio web de alguna red social". Fundamental el concepto añadido de las redes sociales, ya que, obviando este contexto, el término se reduciría a una autofoto. Una autofoto es un autorretrato hecho con una cámara fotográfica.

Aceptando las connotaciones formales y extrapolándolas al conjunto de la historia de la fotografía, podemos seleccionar los siguientes como los cinco primeros selfies de la historia:

5.- Byron Company en el tejado del estudio Marceau de Nueva York, diciembre 1920

Esta imagen está tomada en diciembre de 1920 en la azotea del estudio de fotografía Marceau de Nueva York y está recogida en el catálogo del Museo de la Ciudad.


De izquierda a derecha puede verse a los fotógrafos de la Byron Company, Joseph Byron, Ben Falk, Pirie MacDonald, Colonel Marceau y Pop Core. Existen alrededor de 23.000 fotos de la Byron Company en el archivo del citado museo.

4.- Anastasia Nikoláyevna de Rusia, octubre de 1914

La gran duquesa Anastasia Nikoláyevna Románova (Великая княжна Анастасия Николаевна Романова) fue la hija más joven del emperador Nicolás II, el último zar de la Rusia Imperial, y de su esposa Alejandra Fiódorovna. En la fotografía, Málenkaya, como se le conocía a la más pequeña de la familia, posa frente a un espejo con una Kodak No2 Brownie Model D. Según Diaries and Letters - Letters of Grand Duchess Anastasia, en la carta que acompañaba a la fotografía, Málenkaya explicaba: «Hice esta fotografía yo misma mirándome al espejo. Fue muy difícil ya que mis manos estaban temblando».

Kodak popularizó la fotografía doméstica e introdujo el concepto de instantánea. La primera Brownie apareció en febrero de 1900, y recibió su nombre de los conocidos personajes duendecillos creados por Palmer Cox, que se utilizaron en la publicidad de su lanzamiento.

3.- Mujer frente al espejo, 1900

A pesar de haber encontrado el documento en el archivo fotográfico de Shorpy, poca información tenemos de lo que representa otra de las primeras autofotos de la historia, de aproximadamente el año 1900. Una mujer desconocida frente a un espejo con serias dificultades para apoyar la cámara de 4x5 pulgadas y realizar la toma. Algunos usuarios de este portal de fotografía antigua especulan con la posibilidad de que la mujer fuese una estusiasta de la fotografía, que empezaba a ser un fenómeno extendido entre la población, y que pudiese está localizada en Ohio (Estados Unidos).

2.- Autorretrato de Oscar Rejlander, década 1850

Jamás podía pensar el propietario de un álbum de fotografías heredado que alcanzaría un elevado valor, y más si cabe cuando pretendía venderlo por sólo 100 libras (aprox 127 euros). El dueño quiso deshacerse del álbum antiguo en Morphets, una casa de subastas de la localidad inglesa de Harrogate, en el condado de North Yorkshire. Al principio le indicaron que podían subastarlo con una reserva por valor de 100 libras y el propietario accedió. Cuando examinaron con atención el álbum descubrieron 70 obras del pintor y fotógrafo sueco Oscar Rejlander, entre ellas imágenes de su esposa, del hijo del poeta Lord Alfred Tennyson, algunas imágenes de su infancia y el autorretrato del autor, fechado en la década de 1850.

Precisamente esa fotografía ha sido subastada recientemente, como recoge el periódico británico Daily Mail, por 70.000 libras (89.500€).

Rejlander fue un polémico autor conocido por la obra The Two Ways Of Life, de 1857. Un fotomontaje compuesto por 32 negativos en la que podían verse los pechos de diferentes mujeres, algo que causó controversia en la época. Rejlander vendió el álbum de 70 grabados al hidrógrafo naval George Browing, que a su vez lo fue transmitiendo de generación en generación hasta que llegó a las manos del incauto propietario.

1.- "La primera imagen de luz alguna vez tomada", 1839

Robert Cornelius fue un especialista químico que trabajaba en el taller de chapado y metales de su padre cuando el inventor Joseph Saxton le pidió ayuda para elaborar un plato de plata para su daguerreotipo en la Escuela Superior Central en Filadelfia. Este encuentro despertaría su interés por la fotografía y Cornelius trabajó para perfeccionar la técnica.

En octubre de 1839, en un descanso en el taller familiar ubicado en Philadelphia (Pensilvania, Estados Unidos), Cornelius realizó una toma quitando la tapa del objetivo para luego correr a colocarse (la imagen se muestra movida y descentrada) en la escena donde se sentó un minuto antes de cubrir la lente. El daguerrotipo producido muestra un autoretrato con los brazos cruzados y el pelo despeinado, una de las primeras fotografías realizadas de una persona. Al positivar la imagen, Cornelius escribió: «La primera imagen de luz alguna vez tomada. 1839»

Cuando la fotografía se popularizó, Cornelius abandonó el negocio, a pesar de gestionar dos de las primeras tiendas-estudio de Estados Unidos, para centrarse en el negocio familiar, iluminación por gas, algo que entendía le generaría mejores beneficios.

lunes, 15 de septiembre de 2014

El instante del sueño: Uno, dos, tres... duerme


Algo tan complejo pero a la vez tan cotidiano como el sueño es un fenómeno particular. Los cambios en la sociedad, los hábitos y la velocidad a la que el mundo se mueve convierten el sueño en un bien muy preciado. Además, el contexto de cada uno de los durmientes eleva el hecho a milagro y contrasta ese momento con la situación de la que se quiere evadir cuando se está despierto.


La primera fotografía de esta recopilación recoge un momento divertido por la situación del durmiente. Un momento de siesta de un ciudadano cualquiera en un parque público de Tokyo (Japón). La fotografía es de Shizuo Kambayashi (Associated Press) y está tomada el pasado 8 de mayo. Nada tiene que ver la segunda imagen que muestra a un hombre en un centro de aislamiento para pacientes con ébola creado recientemente por el Ministerio de Salud de Liberia en una escuela cerrada el 14 de agosto en Monrovia. Las autoridades envían a los posibles casos a estos centros y los mantienen en habitaciones como esta donde duermen en colchones en el suelo. La epidemia ha matado a más de 1.000 personas en cuatro países de África Occidental. La fotografía es de John Moore.


La siguiente fotografía de Noel Celis (AFP) muestra a un niño que duerme en las escaleras de un paso subterráneo en Manila (Filipinas) el 25 de junio. A pesar del buen momento en el que se encontraba la economía filipina, el parón del primer trimestre, el impacto del tifón Haiyan y otro desastres naturales están afectando a la población más de lo esperado.


El descanso en las tareas cotidianas, en el trabajo o en la escuela también pueden ser estampas habituales. Aún así, podemos elegir dos fotografías con un contexto especial. En la imagen de Arif Ali (AFP), tomada el 27 de junio de 2011, los conductores de autobuses paquistaníes y otros conductores particulares duermen en los techos de sus vehículos en el aparcamiento de la terminal de transportes de Lahore. La siguiente imagen es de Finbarr O'Reilly (Reuters). La escuela de Naciones Unidas sirve de refugio para los palestinos que huyeron de un intenso bombardeo israelí en el barrio Shejaia (Gaza). Palestina vive un tragedia que paga su población civil.


En la toma realizada el 20 de agosto por Soe Zeya Tun (Reuters), unos hombres duermen cubiertos con un mosquitero en un puente por encima de una estación de tren fuera de Yangon (Rangún, Birmania).


Cerrando los ojos en España


En la primera instantánea, Dominique Faget recogía para AFP el 22 de junio de 2011 en Madrid un grupo de manifestantes acampados a las puertas del Parlamento para protestar contra la reforma laboral. La segunda de este destacado de imágenes situadas en España deja ver a una mujer durmiendo en el maletero de un coche antes del inicio de la carrera en canoa del Descenso Internacional del río Sella. Un evento anual que comienza en Arriondas y concluye en Ribadesella (Asturias). La fotografía es de Eloy Alonso (Reuters) y está tomada el 6 de agosto de 2011.



Algo parecido podemos encontrar en la imagen de Susana Vera (Reuters) del 8 de julio de 2011. Un corredor trata de dormir antes del encierro en un hueco de la pared durante la fiesta de San Fermín en Pamplona (Navarra).


Un joven duerme mientras otros se sientan a jugar con sus ordenadores durante la Campus Party en Valencia en el Museo Príncipe Felipe, donde más de 7.000 jóvenes pueden navegar en Internet con una conexión a gran velocidad. La fotografía es de José Jordan (AFP).

Duermen


La última fotografía es de Kevin Frayer y nos deja ver a compradoras chinas que duermen en una cama de la sala de exposiciones de la tienda Ikea en Beijing (Pekin, China). De las diez mayores tiendas de Ikea en el mundo, ocho se encuentran en China. Las tiendas están diseñadas con habitaciones adicionales, dada la tendencia de los clientes a hacer una visita al establecimiento que le lleva todo el día. La dirección de cada tienda no prohíbe a los compradores dormir en sus muebles, algo que podríamos poner en práctica aquí porque, ¿quién no ha pensado alguna vez echar un sueño en una cama de Ikea?

jueves, 31 de julio de 2014

Si el mundo fuera como lo dibuja un niño...


Reconstruir digitalmente los dibujos que realizó cuando era un chiquillo. Esta es la original propuesta del artista holandés Telmo Pieper, un mundo imaginario y enigmático tan solo posible en la mente de un niño.


Telmo Pieper es un creador nacido en Rotterdam que se define a sí mismo de manera simpática como un grafitero contemporáneo, creador de imaginación y bebedor. Kiddie Arts es una de las propuestas artísticas de Pieper que comienza con el hallazgo de viejos dibujos de su niñez. El posterior tratamiento digital crea un mundo extravagante y fantástico que parte de una visión pura del mundo que perciben los más pequeños.


Pieper es parte del dúo artístico Telmo Miel que conforma con el también autor Miel Krutzman.


Navegando por Internet podemos encontrar otras propuestas que también parten de la creatividad artística de los más pequeños y son llevados a otra dimensión por su progenitores. Es el caso de este padre, cuyo nombre de usuario en la red es Tatsputin, que durante los viajes que tiene que llevar a cabo por su trabajo se dedica a colorear los dibujos en papel y lápiz que sus dos hijos, de 4 y 6 años de edad, realizan en casa.



Para terminar, vamos un paso más allá. En esta iniciativa además podemos comprobar cómo una simple idea puede convertirse en un negocio. Todo comenzó cuando Wendy Tsao quiso hacer un juguete partiendo de un dibujo de su hijo de 4 años. A partir de ahí, la idea emergió en un próspero negocio de figuras artesanales que pueden comprarse en la web oficial.




¿Y si el mundo fuera como lo dibujan los niños...?

Puedes ver mas trabajos de Telmo Pieper, aquí...
Puedes más dibujos coloreados de Tatsputin, aquí...
Puedes ver más propuestas de Wendy Tsao, aquí...

martes, 27 de mayo de 2014

Fotografiando al hombre invisible


Liu Bolin es "El Hombre Invisible". En esta recopilación podemos encontrar una serie de obras en las que el autor aparece "escondido" en un entorno concreto con la idea de reivindicar los daños causados por el desarrollo económico y urbano sobre los individuos.


Este trabajo del artista chino Liu Bolin se llama "Hiding in the City" (Escondido en la ciudad). En él, el autor pretende reivindicar los daños causados por el desarrollo económico y urbano sobre los individuos. Bolin elige un determinado contexto, pasa horas inmóvil en él para que sus ayudantes pintan en él un camuflaje que haga posible que el entorno lo engulla. Según el propio Bolin: "la idea no es desaparecer, sino que el entorno me posea".


Bolin nació en 1973 y actualmente vive y trabaja en Beijing (Pekín, Japón). Está licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Shandong en 1995 y estudió el Máster en Bellas Artes en la Academia Central de Bellas Artes de Beijing en 2001. Aunque en su material combina sobre todo fotografía y pintura, también trabaja otras técnicas como la escultura.


El autor comenzó este trabajo en la capital japonesa pero extendió su idea a otras dos ciudades: Venecia y Nueva York. La primera de ellas porque considera un guiño histórico realizar su trabajo en una importante ciudad dentro de la tradición del arte occidental. La segunda elección se debe al potente conflicto entre los humanos y las cosas en la ciudad norteamericana.



Otros ejemplos donde Bolin se mimetiza con el entorno son:





Puedes consultar el artículo completo de Twisted Sifter, cortesía de Galerie Paris-Beijing.
Si quieres conocer la obra completa de Liu Bolin, puedes pulsar aquí...